in

El Consejo de Hermandades indica a sus Hermano Mayores, la no obligación de pagar a las bandas

El capítulo más difícil de cerrar en relación a la Semana Santa que no se ha celebrado es el de las bandas de música. La relación contractual de estas formaciones con las hermandades ha generado una gran incertidumbre sobre cómo se resuelve la no salida de este 2020. Y el Consejo de Hermandades acaba de pronunciarse de manera rotunda a este respecto, asegurando a los hermanos mayores que esos contratos “se encuentran suspendidos por el estado de alarma”, por lo que no existe obligación “de abonar ninguna cuantía porque no ha existido la prestación de servicio”.

Así lo asegura en un escrito el presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado, que se ampara en los decretos 463/2020 y 11/2020. “Tenemos el respaldo jurídico para esa decisión que no es aleatoria ni injustificada”. En concreto, el Consejo alega la cláusula ‘rebús sic stantibus’, “que significa que estando así las cosas, debido a esa modificación impuesta no por las partes sino por un tercero, el Estado, existe por tanto una alteración sobrevenida de las circunstancias que se pactaron y que lleva a que ninguna de las partes pueden cumplir con sus obligaciones recogidas en el contrato”. 

“Nuestra norma recoge la excepción de que, en caso de incumplimiento, nadie responderá de aquellos sucesos que no hayan podido preverse o que, previstos, sean inevitables”, expone el presidente del Consejo, que señala que la pandemia del coronavirus es una clara muestra de ello, al entenderse que “el incumplimiento proviene de un acontecimiento imprevisible o inevitable por alguna de las partes”. La fuerza mayor, que se conoce popularmente.

Qué partida económica tendrán, o no, que liberar las cofradías es el gran interrogante que puede marcar en gran medida las cuentas de las corporaciones en los próximos meses. Y sobre el que el Consejo pretende poner luz mediante este escrito que en la mañana de este lunes ha trasladado a las cofradías, donde existía una preocupación creciente. Al hilo de esto, hay que señalar que hay bandas que ya han anunciado que no cobrarán un sólo euro a ninguna de las cofradías a las que acompañan en Semana Santa (como la puertorrealeña de Álvarez Hidalgo, que en Cádiz toca detrás del palio de Buen Fin) y otras que han mostrado su intención de hacer cumplir el contrato en el aspecto económico.

El Consejo ha realizado un llamamiento a las cofradías, en este sentido, a la unidad. Para ello, pide a los hermanos mayores “esperar a la decisión que de forma conjunta se tome en el pleno que celebraremos cuando termine el estado de alarma”. Una decisión conjunta que pretenden adoptar las cofradías de Cádiz “frente a las bandas“, sobre las que el Consejo indica que pueden “aprovechar esa confusión en favor de sus propios intereses y en contra de los vuestros”.

Via:Diario de Cadiz

¿Te gusta? Puntua...

Escrito por Mr Cofraditis

One Comment

Leave a Reply
  1. Si el Señor Presidente del Consejo, y toda su Junta, en vez de hacer esta publicación se dedicaran a trabajar para solucionar y dar posibles remedios y salidas sobre este tema en vez de cerrarse de esta forma en banda sería más que perfecto!

    Una banda ensaya durante un año entero para prestar el mejor se sus servicios a las hermandades, muchos fines de semanas se movilizan para ofrecer conciertos de ayuda a las hermandades y bolsas de caridad, una formación musical, aparte de ser un colectivo donde se fomenta la cultura cofrade, cultura y difusión musical y donde se gestionan obras sociales tanto internas o externas, es un colectivo muy importante dentro de la Semana Santa y las hermandades, y nada tiene que ver que sea una banda hermana o no!

    Me parece lamentable que en general todos los Consejos de Hermandades de Andalucía y parte de España se estén posicionando en la misma línea, en vez de intentar arrimar el hombro como lo hacemos todas las bandas hacia ellos durante todo y todos los años y dar soluciones, que aunque sean austeras puedan ayudar a que muchas bandas no se vean abocadas a desaparecer, o a volver a la calle.

    Que si, que las bandas siempre han ensayado en la calle! – dirá más de un necio, pero sin local las bandas no pueden desarrollar sus clases de música, tener un sitio donde guardar todo el patrimonio, tener a sus miembros resguardados, …; sin dinero no se podrán comprar o reparar instrumentos, confeccionar el traje a un nuevo componente, o incluso costearse el autobús para ofrecer un concierto a esa hermandad que quiere recaudar para la caridad, para el bordado del techo de palio, o para tener un fondo musical mientras la gente bebe y come en las barras. No quiero olvidar a todos los compañeros de que se quejan que cuando se va a un certamen parece que estamos en la época del renacimiento, cuando se contrataba a un grupo para que hubiera un sonido de fondo mientras los señores comían y bebían.

    Me da pena, mucha tristeza tener que leer artículos como este y que no haya ningún colectivo que quiera buscar una solución, por pequeña que sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cornetas del Carmen, cumplen sus primeros cinco años de vida

Kiko Narvaez también colabora con la Cocina Autogestionada de la Yedra